Valerie Carreno

FARO DE PORTOPÍ

Párquing de la escuela náutica pesquera

Sábado, a las 10 y 12 h

Con inscripción previa

Parcialmente accesible

Zoom Azul

Sobre el edificio

El faro de Portopí o la Torre de Señales es el tercer faro más antiguo en funcionamiento en el Mediterráneo (después de la torre de Hércules en Coruña y la Lanterna de Génova). Parece ser que en 1300 el faro ya estaba en funcionamiento, pero no en su emplazamiento actual, sino que se encontraba en una pequeña torre blanca en la zona que actualmente ocupa el castillo de San Carlos.


El nuevo emplazamiento elegido fue la torre de señales, una torre de dos cuerpos de planta cuadrangular que desde el siglo XV se había utilizado para anunciar las embarcaciones que llegaban al puerto mediante un sistema de tangones, unas bolas de madera negras alquitranadas.


A lo largo del siglo XIX y el XX el faro fue testigo de varios avances tecnológicos. En 1897 se incorpora un aparato óptico giratorio, en 1893 una óptica catadióptrica alimentada por aceite mineral, en 1901 se instala un sistema de petróleo y en 1918 se electrifica. Este edificio funcionó como faro y torre de señales hasta que en 1971 la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Palma consideraron innecesario el servicio de comunicación por banderas, que había quedado obsoleto frente a nuevos sistemas más eficaces como el de radio. En 1972 una ampliación del puerto hizo que el faro fuera innecesario y se apagó, pero en 1977 se recuperó esta señal debido a su importancia histórica.


Actualmente, el edificio alberga una exposición permanente que muestra una de las mejores colecciones europeas de señales marítimas.

+ info

ARQUITECTO:

CRONOLOGÍA:

TIPOLOGÍA:

1300, 1617

Cultural